EXCURSION A LA CAVA DE AGRES

Para este mes de Diciembre y para finalizar el año proponemos desde la sección de Familias,  y conjuntamente con la sección de Nordic y Senderos, una salida a la Sierra de Mariola y conocer de primera mano la industria del hielo de los siglos XVII y XVIII que abastecía a las tierras valencianas, y el resto de los secretos de la sierra presidida por el emblemático Montcabrer.

Comenzaremos la ruta desde las inmediaciones del Convent d’Agres. Donde encontraremos zonas de aparcamiento habilitadas. La ruta se inicia por la pared norte del convento y que posteriormente nos internaremos en el bosque cercano para empezar la subida. La senda es bastante empinada pero el esfuerzo se compensará con las fabulosas vistas del bosque por el que caminaremos.

La ruta transcurre por la parte sombría de la montaña por lo que nos rodeara una frondosa vegetación durante toda la ruta.

Cruzaremos una pista forestal que conduce al Barranc de la Teixera d’Agres donde se encuentra una de las poblaciones más meridionales de tejo de Europa que se ubican entre 1.100 y 1.200 metros.

Después de otro rato de caminata llegaremos al Refugio de Montcabrer, punto más alto de la excursión (1.280 m) y cerca de este nos encontramos con la Cava de l’Habitació. se construyó en torno al siglo XVIII. Tiene 10 metros de profundidad y 9 de diámetro, y además tiene su cúpula de piedra en muy buen estado.

Continuando nuestra ruta llegaremos a la Cava Gran o también llamada Cava Arquejada (arqueada), o Cava d’Agres.Se conserva el pozo circular con una profundidad de 10 metros. Presenta tres ventanas o aperturas superiores y su diámetro interior es de 7 metros. Mantiene, en parte, la cúpula semiesférica de 30 cm de espesor que, igual que el resto de la construcción es de mampostería. El acceso de la boca está situado al NE de la cava en un nivel inferior. La fecha de construcción correspondería al S.XVII.

Tras disfrutar de la entretenida visita a la Cava Arquejada volveremos sobre nuestros pasos hasta el refugio y cogeremos la pista forestal que baja por la izquierda en dirección noroeste.

La bajada es muy cómoda y hay vistas muy chulas, nos encontramos en un enclave privilegiado donde podemos contemplar el majestuoso Montcabrer, la cima más alta de la Serra Mariola, las comarcas de la Vall d’Albaida y la Costera, el Benicadell, el pantano de Beniarrés y la Safor.

Encontraremos en uno de los recodos a nuestra izquierda una surgencia de agua: la Fonteta del Tio Raimundo y finalmente encontraremos nuevamente el Convent d’Agres.

 

FECHA DE LA EXCURSION: 16 diciembre 2018

LUGAR DE ENCUENTRO:  Convent d’Agres.

HORA: 9.30 am.

 

 

Historia de la Gran Cava

Construida en la segunda mitad del siglo XVIII, su finalidad fue la de almacenar y mantener la nieve para la producción y comercialización de hielo, una actividad derivada de la creciente demanda de este recurso para fines terapéuticos, culinarios y conservación de alimentos.

La Cava Gran es un depósito troncocónico de 17 m de profundidad y 15 m de diámetro cuya capacidad útil supuso el almacenamiento de 2.000 m3 de nieve. De planta hexagonal en su parte aérea exterior, con ventana en cada uno de sus seis lados por las que se arrojaba la nieve, la estructura de su tejado se construyó en bóveda nervada apuntada, formada por seis arcos (nervios). Dispone de una galería de acceso al interior del pozo por la que se realizaban las tareas de extracción del hielo.

A comienzos del siglo XX, con la revolución que supuso en la industria del hielo la producción de frío artificial, se produjo su abandono, el desmantelamiento de su tejado y su consiguiente degradación.

De titularidad pública desde 2008, su recuperación y puesta en valor como equipamiento de carácter cultural ha sido llevada a cabo por la Diputación de Alicante.

 Recogida y almacenaje

La actividad industrial comienza en período invernal, momento en el que se recoge y se almacena. Es cuando los jornaleros son llamados al trabajo mediante pregones y realizan la recogida de la nieve con capazos que transportan al pozo en el que se apisona en capas o tongadas mediante pilons, para que ésta se compacte y pierda volumen. Debido a la dureza del trabajo lo hacían por turnos, envolviendo sus pies en sacos evitando así congelaciones. Llenado el pozo, las puertas de abastecimiento eran cegadas para aislar y conservar la nieve.

Extracción y transporte

Las labores de extracción se realizaban en el verano y al atardecer. La nieve, muy endurecida y compactada se serraba cortándola en bloques que, izados mediante poleas, eran cargados en el exterior en las alforjas de las caballerías envueltas en paja y mantas pesando cada carga 10 arrobas (unos 120 kg). El trayecto se realizaba de noche para poder llegar a su destino antes del amanecer, evitando de esta forma que el hielo se fundiese. Allí se depositaban en las nevaterías o casas de nieve donde se realizaba la venta, siendo obligatorio disponer de ella todos los días salvo multas o sanciones en algunos casos cuantiosas. El precio del hielo era variable, al ser el periodo estival el momento de mayor consumo, los precios eran más elevados, en parte para paliar las pérdidas que se producían durante el transporte.

A comienzos del siglo XX el comercio de la nieve llegó a su ocaso con la aparición de las primeras fábricas de hielo artificial, provocando el abandono de estas arquitecturas industriales, singularmente abundantes en nuestra geografía de montaña.

La Cava Gran de Agres junto a los demás “pous o caves de neu”, o neveras, han sido reconocidas como Bienes Inmuebles de Relevancia Local por la Ley de Patrimonio Cultural de la Generalitat Valenciana, por lo que constituyen equipamientos de carácter cultural del Parc Natural de la Serra de Mariola.

 

Fuentes:
http://www.marqalicante.com/Paginas/es/Senderismo-en-la-Cava-de-Agres-P593-M1.html
http://vamosdexcursion.blogspot.com/2016/03/serra-de-mariola-ruta-de-las-cavas.html